Seleccionar página

Después de muchos años se llega al día de la elección en un escenario de polarización con “final abierto”. Algunas encuestas arrojan una disputa “mano a mano” entre el actual gobernador y Poggi, quedando en un tercer lugar Adolfo.

En la antesala de la definición, los hermanos Rodríguez Saá y en particular Alberto, pusieron a su servicio el aparato estatal que exhibe rasgos feudales para salir en una caza frenética de voluntades. Pese a la serie de denuncias de SLU ante la Justicia, el Gobierno llevó adelante con impunidad prácticas clientelares repartiendo camas, colchones, muebles, materiales de construcción y cuanta cosa tuviera a mano. A ello sumaron los nombramientos discrecionales en los planes sociales, cuyos beneficiarios fueron sometidos a fuertes presiones. En la maquinaria también tienen un rol los Merenderos “22AG”, que dependen del Estado, pero en la práctica son apéndices del partido. Se reconoce como las nuevas unidades básicas. Adolfo lo imitó desde las municipalidades que domina, como el caso de Villa Mercedes.

Una elección provincial

En ese contexto votarán 383.776 sanluiseños para elegir gobernador y vice. Se habilitaron 1207 meses en 236 establecimientos que cuales serán custodiados por primera vez por la Policía Federal, que trajo 900 efectivos para montar un riguroso operativo. No se votará para ningún cargo nacional.

En un hecho prácticamente sin precedentes, la oposición confluyó en un espacio y propuso la fórmula Claudio Poggi (55)-Enrique Ponce para la gobernación del período 2019-2023. Representan al Frente San Luis Unido.

El proyecto político que gobierna la Provincia desde 1983, llega a esta elección con dos candidatos porque los hermanos Rodríguez Saá se presentan por Frentes electorales diferentes.

El oficialismo tiene dos opciones. Adolfo (71) gobernó la provincia desde 1983 hasta 2001 y busca ser gobernador por sexta vez postulándose por el Frente Juntos por la Gente. El candidato a vice es Marcelo Sosa. Alberto (69) va por el cuarto mandato por el Frente Unidad Justicialista. Estuvo al frente del Gobierno entre 2003 y 2011 y ahora transita su tercer mandato. Lo acompaña Eduardo Mones Ruiz.

Cómo fue el último test 

Las elecciones de 2017 fueron históricas porque los hermanos Rodríguez Saá perdieron el invicto. Fueron derrotados  en las PASO para senador Nacional de Unidad Justicialista, integrando ambos la fórmula como titular y suplente.

Nunca antes habían sido vencidos como candidatos. Poggi los venció en las primarias de agosto por más de 20 puntos.

En la elección definitoria siguiente del 22 de octubre remontaron y se impusieron por más diez puntos. Para lograrlo hicieron una campaña que insumió un gasto estatal superior a los $3200 millones, según denunció la oposición.

El momento…

La pelea interna de la familia gobernante por la sucesión en Terrazas del Portezuelo, se dio mientras la provincia caía en una crisis por el rumbo que tomó Alberto al asumir en 2015. Es decir, los problemas arrancaron antes del golpe y el impacto que tuvo la volatilidad del dólar en la Argentina.

Públicamente iniciaron una disputa para sacar de escena a Poggi que coincidió con el intendente de la capital, Enrique Ponce en una propuesta política. Integran un espacio del que forman parte también la UCR, Libres del Sur y el PRO.

Los hermanos Rodríguez Saá cruzaron acusaciones y denuncias que tuvieron impacto mediático, pero ninguna llegó a la Justicia penal.

Alberto desalojó de la presidencia del PJ a Adolfo y después ventiló que el ex presidente sacó $14 millones de las cuentas bancarias del partido.

En otro round del duelo el hermano mayor comparó a Alberto con Hittler, por una foto del gobernador en la Legislatura.

En el enfrentamiento los actores de reparto fueron Gisela Vartalitis, esposa de Adolfo, y “El Albertito”, secretario General e hijo del gobernador.

En el medio hay un tema de estricta actualidad del que ambos no quieren hablar. En 2017, a 40 días de las elecciones, Alberto le entregó un subsidio estatal de $80 millones a su cuñada para que desde la Fundación Mujeres Puntantas regalara electrodomésticos en plana campaña, según se denunció en la Justicia.

La sangre no llegó al río

Mientras se instala esta pelea en la opinión pública, hay problemas de fondo pendientes.

La tasa de pobreza es del 31,3%, superior por primera vez en muchos años a la que exhiben las provincias vecinas de Mendoza y San Juan.

San Luis perdió a partir de diciembre de 2015 más de 16 mil puestos de trabajo. Al mismo tiempo es uno de los distritos con mayor cantidad de beneficiarios sociales de acuerdo a su estructura.

Al mismo tiempo es la provincia menos transparante de la Argentina porque no rinde cuentas de los fondos públicos, según organizaciones que miden la calidad del Estado,

Un dato más: los hermanos Rodríguez Saá son los únicos dirigentes que controlan una provincia desde la restauración de la democracia en 1983. Configuraron un estado omnipresente en la sociedad.

Cualquiera sea el resultado, San Luis no volverá a ser el mismo.

Datos del día

-Para el cargo de gobernador y vice se presentan otras tres fuerzas políticas (ver gráfico)

– Se eligen 21 diputados: 10 en Pedernera, 4 en Ayacucho, 4 en Chacabuco y 3 en San Martín

– Se eligen un senador en cada uno de los siguientes departamentos: Pueyrredón, Junín, Dupuy, Pringles y Chacabuco.

– Se eligen 16 intendentes, entre los que se destacan Villa Mercedes, La Punta y Merlo. (La ciudad de San Luis elige en Noviembre)

– 38 intendentes comisionados (Son la máxima autoridad de localidades que no reúnen la cantidad de habitantes que establece la Constitución para tener Concejo Deliberante)

–  En Juana Koslay, Naschel, Los Manantiales, Unión y Potrero de los Funes a nivel municipal únicamente eligen concejales. En 2017 se votó para intendente.

– En Villa Mercedes se eligen 3 miembros del Tribunal Contralor Municipal.

Fuente: El Chorrillero

Comentá la Nota

comentarios