El tiempo - Tutiempo.net

Nueva autopsia al cuerpo del ahorcado en una comisaría

May 23, 2020

Los investigadores de la muerte de Franco Maranguello, el adolescente de 16 años que hace casi un mes apareció muerto en una celda de la Comisaria de Atención de la Niñez, Adolescencia y Familia (CANAF), de la ciudad sanluiseña de Villa Mercedes, dispusieron una nueva autopsia, informaron hoy fuentes judiciales.

El abogado Gustavo Otegui, representante de la familia, adelantó hoy que la autopsia pedida el 11 de mayo último por él fue “ordenada” recién ayer ya que “existen serias dudas sobre la causa y la mecánica de la muerte de Franco”, cuyos restos fueron sepultados “con mucha celeridad” al día siguiente del deceso.

“La entrega del sumario policial ha puesto en evidencia una serie de irregularidades, errores y contradicciones que fueron apuntadas desde que nos hicimos cargo de la causa como particulares damnificados”, aseguró el letrado.

Otegui, presidente del Colegio de Abogados de Villa Mercedes y miembro de la Mesa Directiva de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), resaltó la existencia de “irregularidades” en el procedimiento policial, instruido por “policías de la misma dependencia” y “reconstruido después de la muerte de Franco”, ocurrida el 24 de abril.

El abogado recordó que al momento de ser detenido, frente a su casa, tanto el vecino con el que se encontraba como la hermana de la víctima, le pidieron a la policía que no se lo llevaran porque Franco era un menor vulnerable con un intento de suicidio hacía 5 meses.

¿TAL VEZ TE INTERESE?  Dos nuevos muertos y suman 541 en Argentina

“No sólo no les hicieron caso, sino que además lo depositaron en una celda sumamente precaria y de características penitenciarias”, dijo Otegui.

Indicó además que no consta que los protocolos de detención se hayan cumplido con “el pasaje del detenido por un hospital antes de ser depositado en la comisaría del Menor” por lo que es imposible saber sino fue golpeado en el coche policial durante el trayecto.

“La cadena de custodia se rompió», aseguró y pidió al gobierno de la provincia de San Luis que se ponga “a trabajar” y disponga “recursos humanos y financieros” para contener a los “menores en riesgo”.

Las denuncias de abuso policial en la provincia de San Luis, durante la cuarentena, se vieron agravadas por dos muertes en comisarias: la de Florencia Magali Morales (39) y de Franco Gastón Maranguelo (16) y cuentan con antecedentes de denuncias de organismos de Derechos Humanos (APDH), partidos políticos y organizaciones sociales por distintos episodios ocurridos a partir del 20 de marzo de 2020.

Comentá la Noticia

comentarios