Seleccionar página

A más de cinco años del caso la justicia dictará este jueves sentencia en el juicio que investiga la muerte de Lucas Carrazco (22), el hincha de la Lepra que falleció tras un partido de su equipo, al recibir un impacto de gas lacrimógeno en la cabeza.

Por el caso está imputado el policía Diego Guzmán (29), quien llegó a debate en libertad pero que arriesga una dura pena con cumplimiento efectivo.

Es que en los alegatos el fiscal de la causa, Darío Tagua, pidió que el uniformado sea condenado a 18 años de cárcel por el delito de «homicidio simple con dolo eventual», es decir, que para el magistrado Guzmán sabía que disparando el gas lacrimógeno a corta distancia de Carrazco podría ocasionar ese daño pero aún así actuó de tal forma.

El efectivo llegó al debate en libertad pero arriesga varios años de cárcel.

La familia de la víctima tiene a su abogado querellante, Sergio Salinas, quien adhirió a lo solicitado por el fiscal.

Por su parte, la defensa, representada por Rafael Manzur, requirió la absolución o bien una condena por «homicidio culposo», lo que significaría una pena excarcelable.

Este jueves, cerca de las 9, el tribunal formado por Mariano Juan, Laura Guajardo y Eduardo Martearena le dará la última posibilidad al imputado para que declare. Esto será transmitido en vivo por el canal del Poder Judicial en Youtube. Luego los jueces pasarán a deliberar para dictar sentencia -se estima que leerán el veredicto cerca del mediodía-.

El caso Carrazco es una de las deudas más grandes que tiene la justicia local. El joven falleció en marzo del 2014 y la investigación se extendió tanto que hasta provocó el suicidio de la madre de la víctima, Viviana Espina.

La mujer decidió quitarse la vida luego de que el primer juicio se suspendiera a poco de finalizar.

A raíz de eso, la familia del joven debió hacer una serie de presentaciones para que aceptaran al padre como querellante -representado por Salinas-.

Tras varios meses de espera, este año se realizó el segundo debate y luego de la declaración de testigos, las partes dieron a conocer sus conclusiones.

Ahora, a más de cinco años del día del hecho, la justicia dará, por fin, su veredicto en el caso.

Comentá la Nota

comentarios