Seleccionar página

Ha deleitado a las diferentes culturas con su agradable sabor y sus propiedades benéficas para la salud.

La biotina, el ácido fólico y el ácido niconitónico son vitaminas presentes en el vino que te ayudan a verte y sentirte joven. Por esta razón, un equipo de médicos e investigadores de la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla, recomiendan el consumo de una copa al día, especialmente si es tinto.

Pero, ¿cómo tomarlo, cómo servirlo y cómo conservarlo en casa? En el mercado existen aparatos que además de mantenerlo a la temperatura correcta, también sirven para almacenarlo en casa. ¿Una opción? El Skybar, un accesorio para enfriar y conservar las botellas con la temperatura indicada y sin el riesgo de cambiar su sabor y roma.

¿Cómo funciona? Gracias a su tecnología Vacuum de extracción de oxígeno preserva la pureza del vino por 10 días. Además te ayuda a servir la medida perfecta para cada copa a la temperatura ideal.

Una bebida versátil. El queso va con vinos muy aromáticos, que realzan su sabor; las carnes rojas se acompañan con vinos complejos y maduros; las carnes blancas se maridan con vinos tintos o con vinos blancos complejos; las ensaladas combinan exquisitamente con los vinos blancos aromáticos sutiles. ¿Y un postre? Elévalo al cielo con champaña.

Tips de alto ‘grado’

La temperatura adecuada para servir el vino depende de la cepa. Por ejemplo el Sauvignon Blanc, 4 ó 5 °C; Chardonnay, 8 ó 9 °C; Merlot, 15 °C y Cabernet Sauvignon, 18 °C.