Seleccionar página

En el Teatro Griego se dispone un lugar especial para que personas con discapacidad puedan acceder de manera gratuita y disfrutar de nuestra Fiesta Máxima. Luego de llevar a cabo el proceso de inscripción y completando el cupo del sector, se procede a la entrega de las entradas disponibles para la Vendimia.

Desde la coordinación del Sector Torrontés, Fabián Albarracín, explicó que el espacio está destinado únicamente a personas con discapacidad y alberga entre 700 y 800 personas cada una de las noches. La iniciativa se lleva adelante hace varios años y es muy esperado por el público.

“La noche del Acto Central la totalidad suele ser utilizado por personas con discapacidad y en la primera y segunda repetición, se ponen a disposición de organizaciones o instituciones escolares relacionadas a las personas con discapacidad”.

Desde la organización también comentaron que el sector cuenta con la mayor accesibilidad posible e inclusive para sillas de ruedas. Y en esta edición quisieron destacar la presencia de acomodadores especializados en discapacidad, como es el caso de Walter, un joven sordo que forma parte del equipo.

Agregaron, además, que este año se sumaron 15 bailarines con discapacidad a la Fiesta de la Vendimia, que contaron con asistentes en diferentes ámbitos logrando una contención completa.

El trabajo se completa con el grupo de Scouts, que hacen un trabajo impecable, que son los que ayudan a las personas con discapacidad, adultos mayores, movilidad reducida, es un trabajo en conjunto con varias instituciones.

Un testimonio en primera persona es el deAna Lourdes Caballero, de 24 años, es diseñadora multimedial y tiene una discapacidad motriz que le dificulta caminar, pero nunca le ha impedido conseguir sus metas. Es bailarina de folklore en silla de ruedas y tiene experiencia en el gran escenario del Frank Romero Day, pero este año concurrió como espectadora.

Para Ana, la Fiesta de la Vendimia es “muy linda, porque es identidad mendocina y te provoca orgullo, porque en ningún otro lugar hay un espectáculo como el que se monta acá, con tanta envergadura y tan grande como es”.

“El sector de discapacidad es muy cómodo y te reciben muy bien, porque te asisten y, es más, te preguntan si necesitás o no ayuda,  que para nosotros es muy importante, porque hay muchas personas a las que les cuesta recibir ayuda y otros que no, por lo tanto es esencial y el hecho de tener un sector especial porque te sentís parte y no te sentís excluido”, concluyó.

El grupo Juan Francisco Laprida y su labor solidaria en vendimia

La iniciativa de los jóvenes Boys Scouts, comenzó hace 3 años en Vendimia. Su labor consiste en ayudar a aquellas personas que se les dificulte el ingreso al Teatro Griego.

La agrupación Juan Francisco Laprida trabaja en conjunto con otras asociaciones de Boys Scouts del país, realizan la noble tarea de colaborar con personas que presentan dificultad para ingresar al Teatro Griego. Para ese fin, cuentan con sillas de ruedas para transportarlas hasta la ubicación Torrontés.

Juan Ignacio Celedón, integra la agrupación desde los 11 años y cuenta que hace 3 empezó con esta tarea, colaborando con personas mayores y con discapacidad que no puedan ingresar por sus propios medios al teatro griego.

Durante las 3 noches estarán al servicio de todo el que los necesite. Además colaboran con la limpieza y el orden.”Lo hacemos como un voluntariado, sin recibir nada a cambio, con la mejor predisposición”, indicó.

Este grupo de jóvenes, está conformado por 75  afiliados en Argentina y a nivel mundial, suma un total de 42 millones. Se puede participar a partir de los 7 años hasta los 21, como beneficiarios.

Para recaudar fondos, generan sus propios recursos y proyectos que basados en acciones sociales, servicios y voluntariado en espacios públicos y eventos culturales.

Comentá la Nota

comentarios