Mendoza

31°C
Clear sky
domingo
35°C
19°C

Secciones

Trabajadores de SanCor denuncian la burocracia sindical de Atilra

En un comunicado publicado en el Facebook abierto por los trabajadores de la empresa lechera, explican que ya pasaron más de 15 días desde que convocaron a los repositores de Buenos Aires para informarles que no volvían a trabajar. Lo mismo ocurrió con los empleados de las restantes provincias a quienes el gremio les negó, a último momento, la posibilidad de viajar a Capital Federal al no proveerles los pasajes correspondientes, tal como se había comprometido.

Ante la escalada de denuncias públicas que se hicieron virales en redes sociales, los trabajadores cuentan cuál es su situación, la responsabilidad del gremio y la no participación dentro de la gravísima situación por la que atraviesan los empleados.

Texto completo de la carta publicada por los trabajadores de de Sancor en Facebook.

Lo primero que el gremio tiene para decirnos es que, ante la gravedad de la crisis que atraviesa SanCor, Atilra se ve en “la obligación de interceder una vez más” intensificando negociaciones -a través de su Secretario General- para llevar respuestas a “trabajadores, productores y proveedores”. Ya este punto es clarificador: Atilra confiesa que parte de su función es velar por los intereses de empresarios del rubro. Pero donde más claro queda el asunto es cuando dice que “Atilra acompaña la reestructuración de la empresa”. Sí, en lugar de defender los puestos de trabajo con la lucha, Atilra negocia con SanCor contra los intereses de sus trabajadores.

Atilra se justifica argumentando que se puede avanzar con la reestructuración, sin afectar los intereses de los trabajadores. Así, menciona que no se perdieron puestos de trabajo y se garantizó la continuidad laboral en varios puntos donde SanCor pasó a manos de otras empresas. Parece ser que para Ponce los últimos cuatro o cinco años no fueron suficientes padecimientos para el personal de SanCor. Que los más de tres mil despidos encubiertos bajo la forma de retiros voluntarios, los pagos en cuotas y meses de atrasos en el cobro de los sueldos, las suspensiones, los cierres definitivos de plantas, Centros de Distribución, Depósitos, Oficinas comerciales no sucedieron. Atilra incluso ni menciona los cierres definitivos con despidos incluidos de las sucursales de Tucumán, Bahía Blanca, Neuquén, Mar del Plata, Córdoba, etc. Tampoco menciona lo sucedido con los empleados que las compradoras ARSA y ADECOAGRO no quisieron absorber. En este punto, Atilra miente deliberadamente.

Atilra dice que “interviene” en el asunto. En eso, nada para discutir. Gracias a su “intervención”, pactó la quita de un 15%, suspensiones al 75% primero y por los miserables $ 10 mil mensuales que perciben en la actualidad quienes están de jornada libre o para habilitar las indemnizaciones masivas en 12 y 18 cuotas, solo por el 50%. Finalmente, cómo podríamos olvidarnos de la reforma y flexibilización del Convenio Colectivo de Trabajo, que afectó a todos los trabajadores del sector lácteo, usando la transferencia de plata a Sancor como excusa.

Atilra se reúne… para que sigamos perdiendo

Atilra habla de “intensísimas reuniones” que vendrían desarrollando con gente del actual gobierno (el Ministro de Trabajo, Claudio Moroni y el Ministro de Agricultura, Luis Basterra, así como con el INAES), incluso desde antes de las elecciones presidenciales. Toda una novedad: son reuniones que nunca fueron anunciadas y para las que no movilizaron a nadie para ir a exigir nada. Pero Atilra redobla la apuesta: dicen que ya se consiguieron “importantes avances”. La caradurez del gremio no podría ser mayor… En lo que va del año, Sancor ya le comunicó a más de 200 repositores de todo el país que estaban afuera de la empresa y que lo mismo ocurriría con personal de planta a quienes se les informa que sus puestos de trabajo han dejado de existir de manera definitiva. Con estas noticias que son de público conocimiento, ¿¿cuáles son los “importantes avances” que consiguió Ponce??

También sabemos que los que aceptaron los Retiros voluntarios anticipados siguen sin cobrar y que a los que aún tienen la suerte de estar activos se les adeudan dos aguinaldos, dos paritarias y siguen cobrando el salario por semana. Es más, los que están de jornada libre permanente, tienen que subsistir con el “sueldo solidario” de $10 mil por mes, sin aportes.

Atilra también habla de reuniones con la Iglesia, que “no está al margen” de todo esto. Está claro para qué fueron esas reuniones: para desactivar a los trabajadores que empiezan a organizarse.

Una salida patronal o una salida obrera

La nota señala que no alcanza con dinero, sino que Atilra busca que los productores vuelvan a confiar en Sancor: “lo que el gremio busca es que a través de herramientas concretas que se generen, los productores tengan garantías para la percepción en tiempo y forma de los montos dinerarios que les correspondan por la materia prima entregada”. O sea, interceden para negociar por intereses de otros empresarios.

Eso sí, cuando se habla de lo que deben hacer los trabajadores, Atilra buscaría “políticas Económicas de Estado claras, revalorizar a la lechería, evitar conflictos, algo que el gremio tiene muy claro y quedó demostrado en estos años”. De eso no hay dudas: Atilra esquivó cualquier conflicto como salida. Mientras tanto, avaló –como lo admiten acá- la “reestructuración”. Ocurre que Atilra solamente se limitó a garantizar la rentabilidad empresarial, como mecanismo para salir de la crisis. O sea, tomó la salida favorable a la patronal.

Atilra no podría estar más desacreditado ante sus trabajadores. Y lo saben: los delegados se esconden, los miembros directivos de las seccionales no van a las fábricas y Ponce convoca a asistir a la Diócesis de San Isidro, imposibilitado de juntar más de 10 personas que no estén vinculadas directamente al gremio. Incluso filma un video de un brindis en Sancor (Sunchales) donde todos son familiares y amigos, ninguno trabajador. Hoy, como desde hace cinco años, la única respuesta de Atilra es “esperar”, mientras continúan ejecutando un ataque contra los trabajadores. Esta más que claro que la defensa de las fuentes de trabajo, de los derechos de quienes aportaron durante años y las condiciones dignas de quienes siguen activos, no son sus prioridades.

Contra lo que plantea el gremio, el camino es la lucha. Lo vimos de parte de los 21 trabajadores del Mendicrim de Arenaza debieron recorrer y movilizar durante meses, yendo a Juzgados, Ministerios y audiencias de conciliación, sin cobrar un peso de sus haberes (aún no lo han hecho) para conservar sus puestos de trabajo. Es decir, luchando contra las patronales y contra el aislamiento del Concejo Directivo Nacional que se limitó a ver que podía negociar la seccional local. Nosotros hoy elegimos organizarnos y salir a pelear por lo que es nuestro, recuperar nuestras fuentes de trabajo, que nos paguen todo lo adeudado.

Por último, lo que está claro es que si nuestra continuidad laboral choca con la rentabilidad de la patronal, entonces Sancor tiene que ser estatizada y puesta bajo control de sus trabajadores y para producir al servicio de las necesidades sociales. Si esta empresa, que vive de salvatajes, que se benefició de la reforma de nuestro convenio, que se comió parte de nuestros salarios, sigue queriendo ajustarnos para salir de la crisis, lo que está claro es que son ellos los que no dan para más

Fuente: La Izquierda diario/ Sunchales día x día y Redes Sociales.

También puedes leer

13 fallecidos

Catástrofe en el centro y sur de Chile por incendios forestales

Club del Parque

Vila es el presidente de Independiente Rivadavia

Derechos originarios

Confirman que los mapuches no fueron originarios de Mendoza

Interna caliente

El reloj del ajedrez de Cambia Mendoza va agotando su tiempo

Ruta 7

El temblor provocó un peligroso alud de piedras en alta montaña

Kirchnerismo en la mira

Vaca Muerta corre riesgo ante la cesión de tierras a mapuches

Te puede interesar

A casi 6.500 metros

Un noruego se descompensó y murió en el cerro Aconcagua

13 fallecidos

Catástrofe en el centro y sur de Chile por incendios forestales

Club del Parque

Vila es el presidente de Independiente Rivadavia

Derechos originarios

Confirman que los mapuches no fueron originarios de Mendoza

Interna caliente

El reloj del ajedrez de Cambia Mendoza va agotando su tiempo

Ruta 7

El temblor provocó un peligroso alud de piedras en alta montaña

Kirchnerismo en la mira

Vaca Muerta corre riesgo ante la cesión de tierras a mapuches

Inmobiliario y automotor

Decretan descuentos para contribuyentes cumplidores

crisis 2023

Chicos con pocos recursos lograron aprovechar el verano

Acceso Este

Arreglan el cóndor decapitado por una tormenta en Ruta 7

Más de 4.400 hectáreas

Mendoza y una nueva cesión de terrenos a los mapuches

Pronóstico extendido

Vuelve la ola de calor con máximas muy altas para los próximos días

Fiesta 2023

Mendoza destinará lo recaudado en Vendimia a los productores

San Martín

Nuevas luminarias para Montecaseros

Veredicto

Caso Lucio: encontraron culpables a la madre y novia del nene

Celebración e inclusión

Germán, el artista que cambió a la Fiesta de la Vendimia

San Rafael

Ultiman detalles para el inminente Pentatlón Nihuil 2023

Censo 2022

Mendoza es la cuarta provincia con más población del país

Servicios y tarifas

Aumentos que comienzan a regir desde el 1 de febrero

Efectos de la tormenta

Suarez recorrió zonas afectadas en Maipú y San Martín