Mendoza

11°C
Broken clouds
miércoles
12°C
6°C

Secciones

Anfiteatro griego

Néstor, el hombre de las “llaves” del Frank Romero Day

El encargado general del teatro Frank Romero Day de Mendoza atesora historias como gran guardián de este preciado patrimonio cultural. Emocionante relato con anécdotas de los fantasmas del lugar en el corazón de la Fiesta Nacional de la Vendimia

En 2023, nuestro Teatro Griego Frank Romero Day, patrimonio mendocino, cumple 60 años, ya que en 1963 quedó oficialmente inaugurado con la realización de la Fiesta Nacional de la Vendimia. En este marco, desde el Ministerio de Cultura y Turismo se rescata la historia de quien ha sido su custodio durante los últimos años.

Néstor El Negro Roca trabaja en el Teatro Griego hace 27 años. Con una emoción imposible de disimular, que recorre su cuerpo hasta quebrar la voz y dejar escapar lágrimas por sus ojos, cuenta que llegó al espacio de la mano de su madre, María Miranda. Siempre con la Vendimia atravesando estas historias, doña María era nada menos que una de las costureras históricas del espectáculo. Fue jubilada con reconocimiento por su trayectoria, esfuerzo y dedicación, y distinguida en 2011 por su aporte como hacedora vendimial.

Néstor recuerda que barrer fue la primera tarea que le asignaron. Con pocos años y mucha inquietud, se fue interiorizando sobre cada aspecto del trabajo y así fue que, poco a poco, se convirtió en el ayudante de confianza de Mariano Angélica, quien era por entonces el encargado general que lo antecedió en el puesto hasta su jubilación. Fue entonces cuando Néstor Roca quedó al frente de esta enorme responsabilidad, que tanto lo apasiona y de la que se declara enamorado: “Amo este lugar, venir cada día aquí es un regalo”.

Su amado teatro

En el ámbito laboral, desde el Ministerio de Cultura y Turismo se lo conoce informalmente como “el dueño de las llaves del teatro griego”. Él sonríe y dice: “Sí, las llaves las tengo yo, pero siento de corazón que este majestuoso lugar es propiedad de cada mendocino, porque aquí año a año vemos nuestra idiosincrasia expresada artísticamente”.

Sobre los elogios que recibe por su gran solvencia, dice: “Al conocer cada movimiento, el lugar puntual de cada cosa, es un poco ser el responsable de cuidar y proteger todo”. Son más de 50 llaves que Roca distingue como si fuesen de su propia casa y conoce a ciegas dónde pertenecen y cuál es su utilidad. Hoy, como cada año, se encuentra con el desafío de una nueva Fiesta Nacional de la Vendimia por delante, trabajando intensamente para que los próximos 4, 5 y 6 de marzo, el teatro griego luzca en su máximo esplendor.

“Sé que mi trabajo es importante porque sé cada detalle, desde dónde sale el agua o desde dónde parte la energía para cada tablero. Cada vez que viene alguien o tiene que realizar alguna obra, estoy predispuesto para ayudar y resolver de la manera más ágil. Reitero, amo este trabajo y lo asumo con alegría y responsabilidad”, dice conmovido Néstor.

Sus días durante la Vendimia transcurren en asistir con distintas tareas a las personas que comienzan a llegar para montar escenográficamente el espectáulo de Vendimia, y también para el desarrollo de las obras de mantenimiento y mejoras del lugar. Néstor es el primero en abrir las puertas tempranísimo y está pendiente de asesorar para cuidar las instalaciones, para respetar y preservar el patrimonio de los y las mendocinas. El resto del año, realiza tareas generales, destinando el tiempo necesario para que no haya deterioros.

Una familia abrazada por la Fiesta Nacional de la Vendimia

Siendo Néstor muy joven, su madre, una costurera con mucha experiencia y muy querida por sus compañeros, le comentó que estaban convocando gente para trabajar en la Vendimia. Fue así que decidió presentarse, sin imaginar que con el tiempo encontraría allí su segundo hogar.

Con el paso del tiempo, fue lógicamente en la propia Vendimia que conoció a su compañera de vida y madre de sus hijos, quien comenzó trabajando en utilería y que actualmente se desempeña como planchadora vendimial. Cuando la familia creció, sus propios hijos también pasaron por la experiencia.

“Vendimia es para mí casi un todo, porque vivo acá todos los días y siempre con mucha satisfacción. Creo que el día que no pueda estar acá, no sé qué voy a hacer. Realmente me encanta este lugar, te tiene que gustar mucho este trabajo, porque o estás al sol todos los días o en invierno padecés todo el frío. Es más, luego de la pandemia, con la primera Vendimia presencial, yo me instalé acá desde enero y desde entonces me quedé en el teatro griego para evitar contagios, porque soy el único que conoce cada lugar, cada punto. Prácticamente, vivo acá y soy una persona feliz en mis dos hogares, como digo”, señala ahora con una gran sonrisa.

El gran día

La puesta en escena de la Fiesta Nacional de la Vendimia son los días más importantes en el Frank Romero Day. Particularmente el día del Acto Central, cuando el público llena las gradas y el Canto a Mendoza se apodera del lugar, que luego se replica durante dos días más.

Néstor El Negro Roca, con una emoción que lo desborda, confiesa: “Escuchar la canción de fondo cuando comienza la Vendimia y se apagan las luces es algo que no se puede explicar, se me pone la piel de gallina hasta el día de hoy, después de tantos años”.

Cada una de las personas que hace posible la Fiesta Nacional de la Vendimia, ya sean artistas, técnicos, personal de apoyo y cada uno de los y las trabajadoras, está abocada a su rol. Pendiente de cada detalle para ofrecer al público un espectáculo único, considerado entre los más importantes que se realizan a cielo abierto en el mundo.

Desde su propia experiencia, Néstor afirma: “Nunca veo la Fiesta. Veo los ensayos y es recién en alguna repetición que tengo el espacio para disfrutarla, porque el día del Acto Central es cuando todo debe salir bien y no hay lugar para el azar. Por eso estoy pendiente de todo y trato de estar en muchos lados, porque me lo he propuesto así. Es una responsabilidad asegurarme que las luces estén apagadas, que la gente esté cómoda, que los sanitarios estén en óptimas condiciones y todo lo necesario para que sea una noche única y especial para todos”.

Historias del Teatro Griego

Luego de 27 años de trayectoria, el encargado general del Frank Romero Day es una de las personas que más conoce en detalle no solo su infraestructura sino que vivió en primera persona numerosas historias que desafían los nervios.

Cuenta Roca que cierto día se entera que su madre estaba atravesando una enfermedad y, con mucha angustia, nota que una de las llaves de los camarines empieza a moverse sola y agrega: “Acá hay mucha gente que ha dejado cenizas de familiares o mismo de gente del ambiente artístico. Hacía poco tiempo que habían traído las cenizas de alguien y depositado acá, entonces dije en voz alta: ‘¿Viejo, sos vos el que está al lado mío?’. Y la llave se movió con más fuerza. Fue algo de no creer, porque no había viento y el resto de las llaves estaban quietas”.

Otra anécdota ocurrió en plena oscuridad. “Una vez, estando en el subsuelo donde se encuentra el tablero de luces, habré caminado dos o tres metros en una oscuridad profunda y siento una mano en la espalda y empecé a caminar más despacio. Seguía sintiendo esa mano en mi espalda y sin mirar atrás seguí caminando hacia adelante y me acuerdo que les dije: “Recuerden que yo estoy acá porque me gusta este lugar y estoy para cuidarlos. En ese momento sentí que me soltaron, prendí las luces y vi que estaba solo, no había nadie”.

Asegura que para quienes trabajan en el teatro griego es muy común ver cosas, relativo a sombras transitar, sentir presencias y ruidos extraños y confirma: “Te puedo asegurar que se ven, hay personas que no se animan a entrar solas al edificio”, agrega.

El fantasma de galera

Hay un personaje que se destaca del resto y se ve muy seguido. Se trata de un hombre de galera y siempre se lo descubre sentado en medio de las gradas. “Muchas veces uno baja la vista para ver dónde va pisando y, cuando alza la mirada, ya no está. Una vez, hablando con gente de utilería, me confirmaron que se trataba de un artista fallecido que usaba esa indumentaria y que sus cenizas se encuentran acá”, asegura Roca.

Sin embargo, hay algo que deja muy en claro: “Lo que sí puedo asegurar es que nunca he sentido que es una energía mala o me he sentido amenazado, y miren que he visto y sentido muchas cosas”.

“Empecé barriendo y de a poco fui tomando experiencia y me gustó más de lo que pensé que me iba a gustar y hasta el día de hoy sigo acá. Quizás mis cenizas también terminen aquí. Sería muy feliz de quedarme eternamente como ese guardián de las llaves que ustedes dicen, un guardián enamorado del teatro”, concluye este hombre lleno de amor y compromiso por su trabajo.

También puedes leer

Tribunal incompleto

La Corte podría quedarse en 2024 con solo tres magistrados

En Las Heras

Mujer policía se defiende de un robo y mata a su agresor

Paritarias 20204

Cornejo apuró a los judiciales con la negociación salarial

Nuevo multimillonario

Un cartón vendido en Mendoza es el único ganador del Telekino

Grupo de vándalos

San Martín: atacan a preventores y dañan la terminal de ómnibus

Intevención policial

Incidentes de hinchas de Independiente en Avenida Las Tipas

Te puede interesar

Fin de ciclo

Chau Lechuga: Darío Alaniz ya no es el DT de Gimnasia

Tribunal incompleto

La Corte podría quedarse en 2024 con solo tres magistrados

En Las Heras

Mujer policía se defiende de un robo y mata a su agresor

Paritarias 20204

Cornejo apuró a los judiciales con la negociación salarial

Nuevo multimillonario

Un cartón vendido en Mendoza es el único ganador del Telekino

Grupo de vándalos

San Martín: atacan a preventores y dañan la terminal de ómnibus

Intevención policial

Incidentes de hinchas de Independiente en Avenida Las Tipas

Duel en el Gargantini

La Lepra y el Tomba igualaron y fue el resultado justo

Crimen del baldío

Detuvieron al asesino del muerto de un balazo en Las Heras

Megaoperativo policial

Difunden los antecedentes de los detenidos en El Algarrobal

Temporada de invierno

Rehabilitarán el complejo de esquí de Mendoza de Los Penitentes

Delincuentes disfrazados

La banda de los “policías” vuelve a cometer un robo en Mendoza

Copa Argentina

Fin del sueño de El Lobo: perdió ante Mitre por la mínima diferencia

Mejoras en Guaymallén

Calvente pedirá una pequeña parte de Portezuelo para el Acceso Este

Crisis profunda

Desde el 2012 casi no se crea empleo asalariado privado

En Las Heras

Detienen a 8 personas en un megaoperativo con más de 300 policías

Páez quedó en San Luis

La madre de Lucio Dupuy cumplirá su condena en Mendoza

Inseguridad

Crearon el Grupo Especial Antinarcotráfico Rosario

Un trámite menos

En Mendoza ya no será obligatorio portar la cédula azul

En el Borbollón

La madre que castigaba a su hija de 4 con un cinturón quedó presa